Remedio para el Cabello 100% Natural

Es hora de poner un plan de acción para reparar tu cabello dañado o quebradizo. Te daré a continuación un Remedio para el Cabello 100% Natural.

Lucir una melena saludable y abundante es el sueño de toda mujer y de muchos hombres también.

Pero muchas veces se nos hace un poco difícil lograr tener una cabellera saludable y en buen estado.

La rotura de la hebra del cabello por lo general se debe a factores externos, aunque hay que resaltar que la alimentación también tiene mucho que ver en la salud y el aspecto de nuestra cabellera.

Los factores externos que inciden en nuestro cabello provocan resequedad, reducción de la elasticidad y quiebre de la hebra, afectando la estructura de su superficie.

A continuación te mencionaré unos cuantos factores externos que causan la rotura y daño de la hebra del cabello.

  • Excesivo o incorrecto peinado, secado, cepillado con el pelo húmedo
  • Presión por gomas o ganchos para el cabello
  • Coloración excesiva o frecuente (abre la cutícula del cabello)
  • Tratamientos fuertes como la Permanente
  • Exposición al sol
  • Calor de tenazas, planchas, secadores, etc.

Por lo tanto debes revisar si alguno de estos factores está interviniendo en la salud de tu cabellera.

¡Para solucionar el problema la mejor forma de volver a lucir una cabellera radiante es con medicina natural!

Remedio para el Cabello 100% Natural

Este remedio es super fácil de preparar y sus ingredientes los encontrarás fácilmente.

Remedio para el Cabello

¡Este remedio ayudará a reparar las hebras de tu cabello y dejarlo suave sedoso y saludable!!

Ingredientes y modo de preparación y uso

2 Cucharadas de Aceite de Oliva

1 Cucharada de Miel

1 Huevo

La preparación es la siguiente:

Mezclamos los tres ingredientes y lo movemos bien hasta que esten bien mezclados. Luego aplicaremos sobre el cabello y lo dejaremos actuar por aproximadamente 30 minutos

Luego utilizamos agua tibia para retirarlo y lavamos el cabello normalmente.

Este remedio casero lo vamos a aplicar al menos una vez por semana.

¡Recuerda que puedes evitar el daño a tu cabello con el cuidado adecuado!