Prepara tu digestivo 100% Natural

Muy a menudo necesitamos ayuda para digerir bien los alimentos, generalmente las personas suelen utilizar pastillas digestivas que contienen enzimas que ayudan a la digestión, pero aquí te diremos cómo preparar tu digestivo de forma 100% natural.

Muchas personas padecen de problemas estomacales, pero sobre todo padecen de afecciones que no les permite digerir bien los alimentos afectando nuestra salud y nuestro peso.

Cuando no digerimos bien las comidas o tenemos una digestión mala digestión, el metabolismo se vuelve lento haciendo que los nutrientes no puedan ser aprovechados por nuestro organismo y algunos se transformen en grasas por su lenta descomposición, lo cual nos ocasiona diversas afecciones que van desde indigestión, estreñimiento y sobre peso.  Es por esto que debemos procurar siempre que nuestro aparato digestivo funcione correctamente.

ANÍS:  DIGESTIVO NATURAL

El anís es una planta mediterránea de sabor dulce y muy aromática, es muy utilizada en postres y para elaborar licores, pues la misma contiene propiedades digestivas, anti-flatulentas y carminativas, lo cual lo hace un poderoso digestivo natural.

Las semillas de anís contienen un alto valor proteico y su uso también nos sirve para el insomnio.

Desde la antigüedad se han utilizado bebidas digestivas para la optimización de nuestra digestión, la naturaleza nos proporciona los componentes necesarios para que nuestro sistema digestivo trabaje en sus optimas condiciones. En la edad media utilizaban el alcohol solo para los médicos pero mezclados con azúcar y especias elaboraban una mezcla que utilizaban para la digestión después de cada comida.

anis-semilla

INGREDIENTES:

  • ALCOHOL DE 70 GRADOS
  • SEMILLAS DE ANÍS

MODO DE PREPARACIÓN Y USO:

Tomamos 1.5 onzas de alcohol de 70 grados y 13 gramos de semillas de anís y ponemos a macerar durante 10 días.  Luego de los 10 días colaremos la semillas y el líquido lo pondremos en un gotero. Para usar como digestivo, tomaremos 10 gotas después de las comidas pero nunca debemos excedernos de las 50 gotas diarias.