Ozonoterapia… Excelente metodo natural para tratar enfermedades

La ozonoterapia es un antiguo método alternativo para tratar las enfermedades de manera efectiva, es un método no invasivo y muy efectivo.  La ozonotarapia es un excelente método natural para tratar enfermedades de forma específica.  Entérate aquí de que se trata.

El ozono (03) es un gas inestable formado por 3 átomos de oxigeno (o).  El ozono utilizado por la medicina es una mezcla de ozono y oxigeno.  Utilizando un 5% de ozono como máximo y un 95% de oxigeno. Esta terapia se utiliza para tratar diversas enfermedades.

El ozono fue descubierto en el 1840 por el Doctor C.F. Schonbein.  El primer informe que se tiene del uso del ozono para purificar la sangre en tubos de ensayo data del 1870 utilizado por el Doctor aleman C. Lender. En América el uso de ozono en saunas de vapor fue hecho por el  Doctor John H. Kellogg, en 1880.  Durante la Primera Guerra Mundial el ozono fue utilizado para el tratamiento de heridas, pie de zanja, gangrena y los efectos de gases tóxicos.  En el 1915 el Dr. Albert Wolff utilizó la terapia con ozono para tratar el cáncer de colon y cáncer cervical.

Como podemos ver esta terapia es bastante antigua y viene realizándose para tratar diversos males.

Ozonoterapia… Excelente metodo natural para tratar enfermedades

Este antiguo método que utiliza la medicina biológica, es un método altamente efectivo para tratar distintas enfermedades, tiene propiedades antisépticas, siendo éste un potente germicida, que actúa efectivamente sobre hongos, bacterias y virus.  Contiene propiedades antiinflamatorias que estimulan al sistema inmunológico y mejora la circulación.  La ozonoterapia, es muy efectiva en el restablecimiento del flujo sanguíneo, siendo una excelente alternativa para aquellas personas con pie diabético.  También esta terapia se encuentra indicada para personas que padecen de Colesterol y Acido úrico, ya que elimina los componentes sólidos de la sangre, además es posible tratar la artrosis, artritis, bursitis, hernia discal, osteomielitis, fibromialgias reumáticas, también podemos tratar las espinillas, eccemas, acné, celulitis, quemaduras, cicatrices, varices, gangrena, asma, bronquitis crónica, decaimiento físico, cansancio y fatiga.